General, putinistan

Una bomba casera pone en guardia al centro de Moscú

bombaENmoscu.jpg

Moscú no quiere ser el siguiente París, y esta noche se ha sobresaltado por un miedo a ataques terroristas que se palpa desde hace semanas. Una explosión se  ha registrado esta noche en el centro de Moscú. Al parecer un artefacto casero ha explotado en el número 19 de la calle Pokrovka, junto a una parada de autobús y delante de un banco. Hay al menos tres personas heridas y la policía ha acordonado la zona.

La agencia TASS ha dado más datos sobre los afectados:

“Dos mujeres han sido llevadas al hospital con heridas fruto de las esquirlas y una tercera persona sufrió cortes menores y fue atendida en el lugar”

Andrei Galiakberov, portavoz del Ministerio del Interior, ha dicho que están trabajando en establecer las causas del ataque. La policía ha iniciado una investigación por vandalismo.

El ataque ha sobresaltado a los vecinos pero sobre todo ha resucitado el fantasma del terrorismo islamista en una ciudad que ha sufrido verdaderas masacres el pasado, con atentados de los terroristas del Cáucaso en el metro, en el aeropuerto y en edificios de apartamentos, además del secuestro en el Teatro Dubrovka en 2002.

Un artefacto explosivo fue lanzado contra un grupo de gente que esperaba en una parada de autobús, dijo un portavoz policial citado por RIA Novosti.

Un chica, empleada de un sex shop situado a pocos metros de la explosión, salió alertada por el estruendo:

“No se apreciaba humo a simple vista, sólo la gente afectada y los coches parados”.

El trafico  en la zona, llena de bares y tiendas, ha quedado cortado incluso en calles adyacentes y los agentes chequean las cámaras de las tiendas y bares en busca de más detalles que aclaren lo ocurrido. Agentes de paisano han subido a las casas y trabajan recogiendo muestras. No está claro si el explosivo se lanzó desde un coche en marcha o desde la ventana de un apartamento cercano.

Ver vídeo.

Todos los países democráticos tienen una relación conflictiva con el terrorismo. Cuando fue derribado sobre el Sinaí el avión de pasajeros ruso muchos periodistas empezamos a apuntar a que el atentado era lo más probable a la luz de las primeras pruebas. Los medios oficiales reaccionaron tachándonos de alarmistas y de estar deseando que se tratase de un atentado. Cuando Putin, aprovechado el shock de la masacre de París, confirmó que el derribo había sido por un ataque, la situación fue la contraria: se reprochó a todo Occidente, no sin algo de razón, que no hubiese enarbolado en su momento el ‘Je suis Rusia’ como se hizo con ‘Je suis Paris’.

Vamos, que una vez más es imposible acertar.

 

 

 

 

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s